El ojo y la bala. La congestión y el transporte.

Cierto que es complicado bajarse del auto más allá de los que hemos hecho de la movilidad sustentable una religión.

Hay viajes en auto muy sustituibles por bicicleta o transporte público, pero en efecto no son todos. Viajes en línea recta pueden serlo cuando el transporte ofrecido es bueno. Transbordar en el metro, tomar bus y luego metro, tomar metrobús largas distancia, son menos atractivos. ¿Asaltan? Uf,no, mejor me compro un auto.

Pero como sociedad hemos llegado al límite. Demasiados autos, y cuando todos circulan ocurre el Carmageddon. Lo dijimos hace unos meses. El No Circula Temporal es una solución temporal. Hacer una verificación más estricta ayudará más y así no volvemos permanente el No Circula para todas las calcomanías. Sin embargo, urge mejorar el transporte público. ¿Sabemos para dónde debe ir el tiro?

¿Vas a vuelta de rueda en el tráfico? ¿En qué avenida? En esa en la que tardas 20 minutos para atravesar un semáforo, en esa necesitamos mejor transporte: carril exclusivo, buen servicio, buen autobús, señalización: que realmente valga la pena haber dejado el auto en casa. Las rutas son más que obvias: las que van hacia los centros de trabajo. Eso nos dará un margen de maniobra considerable.

Buen transporte no es un bus alto, con motor delantero, que por dentro sigue pareciendo un microbús y que en el tráfico lidia con los demás vehículos. Hemos fracasado como ciudad en la renovación del transporte público, pero nada paga la renovación como debería ser: los buses de entrada baja que se requieren en la ciudad cuestan alrededor de 3 millones de pesos, las tarifas de $5 o $6 pagan a duras penas un bus de la mitad del valor. Pues entonces hay que salir a buscar el dinero.

Sustituir 1000 autobuses por los necesarios para la ciudad cuesta $3,000,000,000, la mitad lo paga la tarifa, la otra mitad tendría que ser un subsidio gubernamental, lo mismo que el confinamiento del carril, la señalización y los apoyos para la gestión del servicio que otorgue el gobierno. No es fácil. Sin embargo, una tenencia plana de 500 pesos por aproximadamente 4 millones de autos hoy exentos recauda 2,000 millones de pesos.

¿Qué rutas? Si observan sus viajes congestionados cotidianos lo sabrán mejor que yo: los ejes viales que atraviesan Insurgentes, servicios entre Polanco y distintos puntos de la ciudad, Circuito Interior, Periférico, Chapultepec, entre otras. Insisto: buen autobús, carril segregado, capacitación y gestión, señalización y el usuario acortará sus tiempos, y si se combate la saturación con más autobuses, mejor.

Si no lo hacemos así en el corto plazo, en el largo volveremos a enfrentar esta crisis.

 

… ah, y si les da por emplacarse en otras entidades tendría que haber una estrategia para desincentivar esto.

 

 

Advertisements