Sobre el modelo publicitario

El modelo publicitario de la ciudad es –sin duda– confuso, complicado y desaprovecha las oportunidades para detonar ciertas inversiones para la ciudad. Está claro que sea por la vía de anuncios espectaculares y muebles publicitarios, las empresas que se dedican a este punto reciben importantes ganancias. Hay una posición de prejuicio hacia el anuncio espectacular, esas estructuras de azotea o autosoportadas que van construyendo el paisaje de avenidas y autopistas: la tendencia es reemplazarlas por muebles publicitarios a nivel de calle.

En años recientes ha habido un planteamiento de reordenar y disminuir la publicidad en espectaculares y moverla hacia “nodos publicitarios”, no puedo decir que me convenza este modelo, pero es lo que hay. Adicionalmente, hay también planteamientos por uniformar los muebles publicitarios, sin embargo, lo que tenemos es una mezcla de muebles, algunos ocupando senderos peatonales o generando puntos ciegos en cruces peligrosos.

El reciente anuncio de una “vía verde”, con jardines verticales en las columnas del Periférico, que en este momento está en trámite, puesto que sólo se ha autorizado la colocación sin publicidad en 20 columnas, vuelve a poner el dedo en la llaga. ¿Queremos más publicidad en las calles?

Una realidad es que de momento financiar proyectos como “Vía Verde” es perfectamente legal y posible. La “Vía Verde” no le hace daño a nadie, no le cuesta a la ciudad, pero para financiarse, en efecto, los promotores buscan publicidad en una de cada diez columnas. Insisto, es legal y posible.

Una opción siempre será prohibir lo que criticamos. Hoy no está prohibido.

Otra opción es favorecer el concurso de todos. Ejemplo: la ciudad dice “quiero decorar el periférico” y entonces convoca a la ciudadanía a proponer elementos decorativos. Esto puede ser sano, un concurso detona la decoración. ¿Quién organiza el concurso? ¿No terminarían LOS MISMOS críticos de la “Vía Verde” cuestionando el concurso? Sin duda. Luego la pregunta ¿Con recursos públicos o con publicidad? Nomás calculen los metros cuadrados a decorar y vemos cuánto cuesta.

La opción más polémica es buscar valor detrás de la publicidad: decisiones de ciudad construyen un modelo financiado por publicidad. Esto es: pagar parabuses, pagar internet gratis, mejora de espacio público, etc. La ciudad dice: necesito 2,389 parabuses ¿quién da mas? y como resultado de una licitación obtiene parabuses, internet, pantallas informativas y una contraprestación en dinero. Esto puede ser deseable y me parece que por ahí tendría que estar el modelo de muebles publicitarios.

Sin embargo, el gobierno no puede ser la única voz en esta historia: hay necesidades públicas, como los parabuses; pero también hay la perspectiva de otros actores, como los promotores de la “Vía Verde”, ellos vieron en las columnas del periférico la posibilidad de un paisaje distinto y ofrecieron un modelo tipo “el remedio y el trapito”, una especie de llave en mano que no involucró recursos públicos (tampoco la solución a un problema público definido desde las políticas públicas vigentes).

Es cierto que sembrar árboles es más barato que colocar muros verdes, sólo que aquí alguien tuvo la idea de hacer muros verdes autofinanciados. ¿Está mal? Puede ser que lo que esté mal es que no exista un proceso claramente definido para estas iniciativas ciudadanas. Cómo hacemos para que cualquier ciudadano que construya su propuesta “llave en mano” (qué quieres hacer y cómo se paga sin afectar otros programas).

En este marco surgen montones de posibilidades con las que no todos estarán de acuerdo, pero eso no quita que puedan ponerse sobre la mesa: decorar barrios completos, cortinas de comercios, pasos peatonales, etc., con una proporción de espacios ocupados por la publicidad. Al menos valdría la pena tener la discusión sobre qué puede ser posible y hasta dónde podemos ocupar la publicidad como método de financiamiento tanto de lo necesario (paradas de autobús, por ejemplo) o de lo decorativo (columnas de concreto, cortinas de comercios, pasos peatonales, etc.).

En ciudades asiáticas predominan saturaciones de publicidad superiores a las nuestras. En algunos casos son sólo en determinados sitios, otras son bastante más constantes.

Tokio

PA049849

Hong Kong

P9257996

Seúl

File1002

No deja de pesar que en cada mirada, sea urbana o rural, en México normalmente encontramos una contaminación visual: anuncios, antenas, cables, construcciones (el caso del “Edificio H” en la UNAM, por ejemplo se vuelve representativo de nuestro diseño de paisaje). ¿Podemos transformar nuestras ciudades con “diseño de paisaje” o simplemente no va por ahí la agenda?

La “Vía Verde” está muy lejos de ser un problema. Sí, su aporte ambiental parece magro (los memes de Javi Noble me resultan divertidos), su aporte visual no deja de ser cosmético respecto a la gran estructura que cubre, pero al final de cuentas si la crítica está en la publicidad, entonces la discusión tendría que estar en el modelo publicitario no en la Vía Verde, a no ser que la misión sea criticar todo lo que haga una administración, como parece ser el caso.

Es cierto, en el futuro deberían desaparecer estas estructuras como el Periférico, pero antes hay que demostrar cómo resolver la parte de la movilidad que atienden. Mi mirada está en el Viaducto, construir un “el remedio y el trapito” con pasos previos de los que hay que platicar: qué tal si echamos un ojo a los cuerpos de agua que aún existen en la ciudad. Próximo artículo: hablemos del Canal Nacional.

Advertisements

5 thoughts on “Sobre el modelo publicitario

  1. Qué tal estimado Roberto Remes,

    gracias por tomarte el tiempo de escribir sobre temas urbanos tan delicados como lo es la publicidad en el espacio público. Sin duda, la publicidad en el espacio público tiene un impacto directo en la ciudadanía…debido a la sobresaturación de contaminación visual pueden aumentar los niveles de estrés, consumo, entre otras cosas. No obstante sigue siendo una solución rápida para solventar mejoras en el entorno y en la infraestructura urbana de las ciudades. Reitero, un tema complicado. Sería buen ejercicio analizar soluciones que se han dado a problemáticas similares en otros países; esto en aras de financiar proyecto de mejoras en la ciudad. Un concurso público de iniciativas ciudadanas para mejorar el entorno urbano sería también algo que valdría la pena intentar (con apoyo, yo me apunto a organizarlo).

    Saludos,

    Edgar

  2. Nos parece maravilloso que aunque usted dice estar esperando los tiempos electorales ya haya iniciado con publicidad mañosa empleando dinero del erario público. Nos referimos a su brillante idea de sustituir las universales cebras del paso de peatones por su logo, el del monigote con corona por todas las calles de la ciudad. Ese es SU logo personal, mismo que empleará para su campaña y que para el 2018 estará estampado por toda la ciudad con coste a la ciudadanía.

    Dice usted quererle dejar a sus hijos una mejor ciudad pero no hay nada más alejado de la realidad, es usted igual de corrupto que cualquier otro político de este país.

    Seguimos esperando que le de respuesta a la ciudadana que solicitó la información por transparencia sobre los daños al Hemiciclo patrocinados por usted y la dependencia que usted lamentablemente dirige: Autoridad del Espacio Público.
    Con gusto seguiremos recordándole que está obligado a responder por ley a los 15 días de interpuesta la petición y ya se le ha vencido el plazo.
    Ser omiso también es sinónimo de corrupción.

    1. Las referencias a los tiempos electorales fueron escritas antes de ser servidor público. El Rey Peatón se ha pintado en la delegación Miguel Hidalgo durante fechas en las que no he sido servidor público. Sugiero no hacer un revoltijo de temas. Respecto a sus solicitudes de información hay cauces institucionales, y sobre los mismos serán respondidas. El Hemiciclo a Juárez fue mantenido previo a mi incorporación a la Autoridad del Espacio Público y no hay evidencia de daño alguno, si bien hay discrepancia con el método empleado, he dado la cara a las dudas surgidas justo el mismo día de mi nombramiento y hemos consultado con INAH e INBA los procedimientos empleados, sin que estas instituciones hayan advertido daños al patrimonio.

  3. Sugiero que no mienta. ¿Acaso no era usted funcionario público el mes pasado (julio 2016) mientras se pintaban algunas calles de la ciudad con su logo? ¿Por qué se están pintando las calles AL DÏA DE HOY con su monigote en la San Miguel Chapultepec? De verdad piensa usted que engaña a la gente?

    Por supuesto que los arquitectos amigos y también funcionarios del INAH y el INBA van a respaldar al Sr Mérigo, nada más que usted a consultado a los funcionarios equivocados. Le recomiendo que vaya a la CNCPC-INAH que son los especialistas en revestimientos arquitectónicos, bienes muebles y bienes muebles por destino que son los ESPECIALISTAS en el tema para que le aclaren cuánto va a costar quitarle la pintura que Mega Arquitectos le puso al Hemiciclo y por qué JAMÁS debe pintarse un mármol o una roca empleada en acabados arquitectónicos.
    ¿Siquiera ha tenido la valentía de irse a parar y palpar la superficie del mármol del Hemiciclo para constatar el pésimo trabajo que se hizo en el monumento?

    Usted no se ha dignado responder a la ciudadana que lo cuestionó desde el 1o de Abril por transparencia o díganos cuáles son los cauces institucionales por los que pretende responder y cuántos años más hay que esperar. Usted está incurriendo en faltas administrativas al no responder.

    Y por cierto, aunque el convenio entre la Sra Leda (esposa de Mérigo) que mañosamente trabajaba en el AEP como gestora y Mega Arquitectos (empresa de Mérigo) para la “reparación y mantenimiento” del Hemiciclo (y otras obras) antes de que usted fuera coordinador del área, usted, al haber aceptado el empleo es ahora responsable del área y NO puede lavarse las manos diciendo que no es responsable de lo que pasó en las administraciones anteriores.
    A usted le toca investigar sobre las corruptelas y contubernios de sus antecesores, hacerse de la vista gorda tan solo lo convierte en cómplice.

    En cuanto al revoltijo de temas, no es así, tan solo le estamos hablando del tema central: la falta de capacidad de los funcionarios públicos así como de su falta de ética. Ese es el tema central del que se deriva el Hemiciclo y que usted ande pintando las calles con su logo, que por cierto, de emplear el nombre “Rey Peatón” y el logo del monigote en su próxima campaña habrá incurrido también en otra falta administrativa.

  4. Es una pena que los temas importantes, como lo es el paisaje urbano y el efecto nocivo de la publicidad exterior tiene sobre este, se hagan a un lado para hacer reclamos personales. A mi tampoco me gusta el ‘rey peaton’, sin embargo creo que la idea detras de éste es hacer notar la supremacia del peaton como actor urbano, en una sociedad que se ha rendido a la prepotencia del automovilista.
    En cuanto al tema del post, cuestiono el que la ciudad se preste a satisfacer las ocurrencias de iniciativas ciudadanas que generan ingresos a los promotores y costos esteticos a los ciudadanos. Antes de recurrir a fuentes alternas de financiamiento de ocurrencias, no de necesidades basicas generales, se deben agotar las demas fuentes de financiamiento, como por ejemplo, el cobro al automovil de los costos externos que genera y que la sociedad les subsidia, absurda e inequitativamente. Y en cuanto a la asignacion de recursos -publicos y privados- en la ciudad debe hacerse a acciones que generan un beneficio general a todos los ciudadanos, ya sea en calidad de vida, en infraestructura basica indispensable o en gastos de operacion indispensables, no en ornamentacion de columnas de una infraestructura que deberia ser demolida en beneficio de todos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s