Entendámonos

Por ahí leí “por qué legislar lo que sucede bajo las sábanas” y me quedé pensando. ¿Bajo la sábanas? ¿No será que no nos estamos entendiendo?
1. El tema del matrimonio igualitario no es un tema sexual (bajo las sábanas), sino va más allá. La exuberancia de algunas manifestaciones (por ejemplo, la marcha del orgullo gay es un carnaval) no significa que sean las únicas formas de expresión LGBT posibles, si bien no son peyorativas.
2. El derecho de manifestación existe aún para la discusión de los derechos (el “status” de derecho lo da el que reclama un derecho, mas no el que pierde lo que quiere conservar, en este caso la idea tradicional de familia); es decir, a pesar de la diferencia, no puedo negar que quienes se manifestaron este sábado, a favor de su concepción de familia, ejercieron un derecho y merecen respeto. 
Nuestra sociedad viene de una construcción ideológica rancia contra las relaciones sexuales prematrimoniales, contra el sexo por placer y sin amor, contra la homosexualidad, contra el trasvestismo, contra el aborto, contra el feminismo, contra la masturbación, contra el divorcio, contra las madres solteras, contra etcétera. El catolicismo ha contribuido a esta formación ideológica, pero también la familia y los amigos, los chistes, la naturalidad con que se ha visto la discriminación a estas expresiones.
Me parece que matrimonio igualitario, incluso con adopción, llegó para quedarse y expandirse por el país paulatinamente, pero aún falta mucho camino por recorrer para replantear nuestro sistema de pensamiento. Los derechos relacionados con los distintos tipos de familia, la sexualidad o la soberanía de las mujeres sobre su cuerpo se abrirán paso de una manera cada vez más franca, pero no podemos negar que todavía existe armonía en torno al pensamiento conservador que se opone a estos derechos. Así fuimos formados muchos y algunos siguen pensando igual. Esos muros mentales no se desmoronan por decreto.
Por eso el reto es mostrar que las preferencias sexuales no son sólo “bajo las sábanas”, son afectos, son identidad, en nada afectan a terceros así no estén acostumbrados a expresiones de cariño entre personas del mismo sexo, y que justo debemos construir la tolerancia a todas las formas de expresión.
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s