La Cuarta Vía

En tiempos donde todos hablan de alianzas electorales para las elecciones de 2018, tengo una opinión contraria. Estamos haciendo alianzas en torno a las personas, aunque habiendo tantos egos que apuntan sus baterías a la Presidencia, una gran alianza se convertirá en algo tan simple como un reparto del pastel muy pero muy lejano de la democracia y de la gente. Cada quién llegará a la alianza con sus activos, se pondrá una careta y reclamará posiciones.

El país tiene esencialmente cuatro posiciones políticas, así haya más partidos o la posibilidad de detonar la ruta independiente:

  • El Partido Revolucionario Institucional. No necesita alianzas para mostrar suposición política, pero las hace para lograr una efectividad electoral.
  • El Partido Acción Nacional. Cuando va solo, su posición política es clara. Cuando va en alianza, su posición política se diluye en torno a una persona.
  • El Movimiento de Regeneración Nacional. Su posición política es clara, populista, identificable, no necesita alianzas, que los debilitarán.
  • El Partido de la Revolución Democrática. Es un baluarte de la izquierda tradicional, pero ha dejado de creer en sí mismo. 20 años gobernando la capital mexicana, pero ninguno de los seis jefes de gobierno que ha dado el PRD está afiliado.

Pensar en una alianza para el 2018 parece una jugada desesperada donde el PRD se sabe incapaz de ganar la Presidencia y por tanto busca compartir sus activos políticos con la derecha. El PRD es el heredero de las luchas de la izquierda anteriores a su fundación; la división que ha ocurrido en torno a Morena no le quita esta “prosapia” de la izquierda, porque al final de cuentas Morena tiende superficializar las agendas, mediante una simplificación de su discurso y una defensa a regañadientes de los derechos de tercera generación.

La Cuarta Vía es justamente una opción nueva. Es cierto que puede ser un candidato independiente, ruta de la que soy escéptico por las dificultades de una penetración territorial. Yo creo la Cuarta Vía es el PRD sin alianzas. Hoy, así parece, el PRD que no tiene posibilidad alguna de ganar en 2018 si tan sólo vemos las encuestas o los resultados de las últimas elecciones. Sin embargo, el PRD tiene una muestra de su esencia con la campaña de Juan Zepeda. Simplemente fueron auténticos, surgió un discurso mesurado pero de izquierda. Esa es la cuarta vía que está demandando el país, algo que refresque la tendencia política actual y aproveche que los radicales de la izquierda están ahora en Morena. Esta es la oportunidad de dar un salto adelante por la izquierda.

Todos hablan de alianzas, pero yo creo que el PRD debe jugar sin miedo en la contienda del año próximo: es momento de que renueve su logo, su imagen, su discurso, que recupere los logros obtenidos en la Ciudad de México, una ciudad que estaba en decadencia en 1997 y que ahora está en auge, atrayendo visitantes de todo el mundo y llamando la atención de los habitantes de los 31 estados.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s