Solidaridad con el Periódico REFORMA

No corresponde a ningún funcionario, del nivel que sea, de manera pública, juzgar el papel de un medio de comunicación, cualquiera que sea su tendencia. El presidente López Obrador, sin embargo, de manera constante se ha expresado en contra de lo que llama “prensa fifí”, y que simplemente es la prensa que lo critica. Con irresponsabilidad, Andrés Manuel López Obrador va construyendo argumentos para alimentar el odio de seguidores que atacan a los medios de comunicación críticos.

El simple hecho de que los seguidores del presidente argumenten por qué sí hay que atacar a un medio refleja que el jefe del Ejecutivo Federal falta a su responsabilidad de velar por el bien y prosperidad de la Unión.

En particular, López Obrador se ha ensañado con el periódico Reforma, cada cuestionamiento que el medio hace a él, a sus resultados o a los de su equipo de trabajo, obtiene adjetivos de parte del presidente. Que éste califique al periódico como “pasquín” no le corresponde y refleja una vocación mucho más autoritaria que la mostrada en el pasado, antes de su triunfo avasallador en las elecciones del 1 de julio de 2018.

La actitud del presidente no sólo pretende intimidar al medio: también al ciudadano común, que siempre esté latente la posibilidad del escarnio, del ataque de los fanáticos, las agresiones que se han suscitado no de manera espontánea: es el presidente el que busca el encono para polarizar y que sea más atractivo seguirlo que cuestionarlo.

Conozco muy bien al periódico Reforma y conozco de su compromiso con el periodismo crítico. Un periódico que ha hecho “rodar cabezas” por lo sorpresivo de sus notas, cuestionando a políticos de cualquier partido.

Comencé a leer Reforma desde 1994, cuando distribuían gratuitamente los ejemplares número “0”, con los que empezaron a revolucionar el diseño y la gráfica en los periódicos nacionales.

He estado suscrito por años. He tenido la oportunidad de ser consejero de la Sección Ciudad en cuatro ocasiones. Conozco sus instalaciones. Conozco su política de separar la comercialización del periodismo, para que una no contamine a la otra. En estos años he tratado con reporteros, editores y directivos, todos desempeñándose bajo un estricto código de ética. He disfrutado las cátedras de Don Alejandro Junco en algunos encuentros en el periódico, una persona que sabe y comunica la responsabilidad del periodismo.

Comparto la liga al comunicado de “Artículo 19“, una organización “independiente y apartidista que promueve y defiende el avance progresivo de los derechos de libertad de expresión y acceso a la información”, en el cual llama a la protección al director del periódico y al presidente pide detener el “discurso estigmatizante”.

Un abrazo solidario al periódico Reforma, a su director Juan Pardinas, a todo su equipo de prensa y comercialización. El poder del Estado no debe servir para atacar a ningún medio ni para intimidar a los ciudadanos.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s