Insurgentes – Metrobús Línea 1

¿Qué hacemos con el transporte público en Insurgentes? La línea 1 de metrobús está desbordada y transporta mucho más de lo que se esperaba. Se le llama Víctima de su propio éxito. 

En este momento dominan aún los autobuses articulados, pero cuenta ya con 27 autobuses articulados de un total superior a los 150 vehículos. Según el Balance de la Oferta y la Demanda de ese corredor, se tienen tramos con más de 11,300 pasajeros por hora sentido. La demanda de Insurgentes ya supera los 470 mil usuarios por día y sin duda pronto pasará de los 500 mil.

De tomar esta línea, lo más probable es que viajes hacinado y con velocidades inferiores a los 15 km/h. En general sí es más rápida que el automóvil, porque la vía es lenta para todos los vehículos. Yo he monitoreado velocidades de 13 km/h.

Han surgido todo tipo de propuestas para mejorar el servicio de Insurgentes: Monorriel, tranvía, metro. Aún no he escuchado una propuesta como la que hago aquí: tener dos tipos de servicios, uno de “cabotaje” y otro de “hubs”. Dicho de otro modo, uno que pare cada 500 metros y otro que pueda separ sus paradas sólo a las correspondencias o puntos relevantes.

Esa es mi propuesta de transporte público para Insurgentes: el Metrobús sigue operando con las estaciones que tiene hoy día y en los extremos Indios Verdes – Caminero. Sin embargo, en vez de planear un metro con estaciones cada kilómetro, ampliamos el tren suburbano hasta el sur, pudiendo en el largo plazo salir de la ciudad.

Imagen

 

No todos los servicios tendrían que funcionar Cuautitlán – Parres en realidad. De hecho veo que la ruta Cuautitlán – Buenavista (o Huehuetoca – Buenavista que no tracé) seguiría operando. Incluso, si se llegara a saturar este servicio también podríamos operar con paradas salteadas (ya luego hablaremos más de este esquema).

Me parece que el resultado de esta mezcla de servicios es que la gente tendería a realizar una mezcla muy eficiente entre distintos modos de transporte: auto, taxi, bicicleta, metrobús, autobús, suburbano. Estoy en la Condesa y camino a Insurgentes o a Chilpancingo y si voy al MUAC me bajo en el Estadio y uso metrobús por dos estaciones o en Perisur y me regreso una. 

La lógica de llegar a Parres tendría que ser muy cuidadosa: un precio que haga poco atractiva la suburbanización de esta localidad, pero muy atractivo el Park’n Ride para los usuarios de Cuernavaca, y siempre cuidando el suelo de conservación.

A la par de lo que estoy mencionando hay que revisar otros temas. Insurgentes tiene unas banquetas desastrozas, cruces peligrosos, espacios residuales que podrían ser mejorados. En Eulalia Guzmán existe un puente peatonal para cruzar una esquina semaforizada, hay otros puntos así en el sur. La sección se reduce entre Reforma y Álvaro Obregón y la Glorieta de Insurgentes no termina de ser un espacio que conecte a la Colonia Roma con la Zona Rosa. Insurgentes es difícil para la bicicleta. 

Lo que quiero decir es que tarde o temprano debe revisarse Insurgentes de extremo a extremo para todos los usuarios. 

En algún momento pensé que el rebase de autobuses, los servicios exprés y tomar otro carril por sentido para el metrobús pudiera ser la opción. Estoy convencido de que no lo es: las estaciones se desbordarían y serían puntos incomodísimos. De allí que defienda la convivencia de un tren urbano exprés (en vez de la línea 10 del metro) con el metrobús como funciona hoy. 

Advertisements